Google fracasa en la amistad

Google es el buscador con más éxito del mercado. Sin duda domina la tecnología en todo lo que tiene que ver con su motor de búsqueda y la competencia no ha sido capaz, siquiera, de acercarse a su nivel de eficacia y usabilidad. Pero Google no sólo es un buscador. Sus importantes inversiones en desarrollos tecnológicos y en millonarias compras de compañías que venían desarrollándolos han sido ampliamente comentados y sirven como modelo de gigante tecnológico en las escuelas de negocios.

Orkut, de Google, cierra

Orkut, de Google, cierra

Sin embargo, Google no tiene amigos. Sus diferentes intentos de incursión en las redes sociales han ido de fracaso en fracaso. De la misma manera que han ido derrotando a cada buscador que le hayan puesto por delante, cada intento que h ahecho por montar una red social de éxito se ha convertido en un fracaso absoluto. Es de sobra conocido el empeño y la cantidad  exagerada de dinero que invirtió en el lanzamiento de Google +. Sin embargo, aunque la red social aún continúa operativa, su número de usuarios esta muy lejos del de las redes sociales más populares, como Facebook y Twitter.

A finales del pasado me s de junio, Google anunció que Orkut, su primer intento serio en las redes sociales, cerrará el próximo mes de septiembre. De hecho, el fracaso es de tal nivel que muy pocos son los que, en la actualidad, recuerdan siquiera cómo era Orkut. Este hecho demuestra el poco acierto del gigante tecnológico en su incursión por las redes sociales.

Fue en el ya lejano año 2004 cuando Google puso en marcha su intento de red social. Tras intentar sin éxito comprar Friendster, a pesar de realizar una suculenta oferta económica, se atrevió con este intento de mail social que llevaba el nombre del turco que lo desarrolló, Orkut Buyukkokten. Es cierto que en algunos países, como Brasil e India, contó con una  relativa popularidad, pero el resultado global estuvo muy lejos de lo que pretendían.

Esta entrada fue publicada en Tecnología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.