La actualización del iOS 8, un fiasco

El iOS 8 ha sido el último fracaso de Apple. Parece que la popular compañía de la manzana  se está especializando en dar una de cal y otra de arena. A ciencia cierta nunca he sabido si la de cal era la buena y la de arena la mala o al revés. Sospecho que la cal es la buena y yo, al menos en este post, utilizaré en ese sentido la expresión. Una vez hecha tan importante aclaración, la de cal, en este caso, es el lanzamiento del iPhone 6 y la de arena es, sin duda, el fiasco en la actualización del iOS 8.

iOS 8

iOS 8

Los usuarios de Apple no se habían quejado tanto desde que trataron de imponer su propia aplicación de mapas o desde aquel problema con la antena del iPhone 4. Parece que ambos problemas son del siglo pasado pero, sin embargo, no ha pasado tanto tiempo. Y las quejas, una vez más, estaban más que justificadas. El iOS8 no funcionan correctamente.

La actualización del iOS 8 hacía que varias funciones básicas del teléfono no funcionasen correctamente. Por ejemplo, tanto los iPhone como los iPad con esta actualización hacen que aparezcan problemas para conectarse a redes wifi o, por poner otro ejemplo, inducen a problemas con la batería por un uso ineficiente de la misma.

Para intentar minimizar el problema, los responsables de Apple liberaron una actualización menor para, a modo de parche, arreglar los desaguisados provocados por la actualización del iOS 8. Sin embargo, el efecto conseguido dista mucho del esperado. En algunos casos ha llegado a desactivar el sensor de huellas digitales o, simplemente, el teléfono no permitía hacer llamadas.

Las redes sociales, por supuesto, han levantado un amplio testimonio sobre los problemas y errores surgidos. Las redes sociales se han convertido, casi, en un cronista contemporáneo y, con este asunto, así se ha comportado. Por ejemplo, en Twitter, bajo la etiqueta #iOS8bugs, podemos encontrar una larga lista de tuits que hacen referencia al problema.

Esta entrada fue publicada en Tecnología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.