Nueva batería de aluminio

Un equipo de investigadores de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, ha desarrollado una nueva batería de aluminio de altísimo rendimiento que es capaz de cargar un teléfono móvil en tan solo sesenta segundos. El desarrollo se encuentra aún en la fase experimental, pero los científicos destacan que la nueva batería de aluminio puede ser una alternativa comercial a las de ión-litio, actualmente en todos los portátiles y teléfonos móviles, icluso a las pilas alcalinas.

Batería

Batería

El alumino ha sido un material que se ha usado mucho para experimentar el desarrollo de las actuales baterías comercialmente viables, pero el equipo encabezado por el catedrático de química Hongjie Dai ha sido capaz de diseñar una propuesta de gran rendimiento, carga rápida y mucho más asequible que las de ión-litio.

La nueva batería de aluminio consta de dos electrodos, un ánodo y un cátodo, que se ha hecho con grafito, ambos cargados, que se colocaron junto a un electrolito líquido iónico. El resultado es una batería capaz de cargar un teléfono móvil en apenas sesenta segundos y que es capaz de mantener la capacidad durante 7.500 ciclos de carga y que se puede doblar, con lo que tiene potencial para poder ser utilizada en dispositivos flexibles.

La nueva batería recargable genera dos voltios de electricidad, la mayor hasta la fecha para una de alumino, pero los científicos están intentando alcanzar el voltaje de una de litio, que es de cuatro voltios. «Si mejoramos el material del cátodo podría aumentarse el voltaje y la densidad de la energía», ha declarado el lider del equipo de investigadores, el profesor Dai.

Los investigadores destacan el bajo coste y la baja inflamabilidad de la nueva batería de aluminio, no prende ni cuando es perforada, no como las de litio, que sí pueden salir ardiendo. También destacan la alta capacidad para contener mucha más carga.

Se ha desarrollado una batería de alumino recargable que es capaz de reemplazar a las actuales, como las pilas alcalinas, que son muy malas para el medio ambiente o las baterías de ión-litio que, en alguna ocasión, puede salir ardiendo.

Esta entrada fue publicada en Tecnología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.