No sólo hay móvil en el Mobile

Este año no va de teléfonos. Un pantalla nos muestra este eslogan está situado en un patio abierto entre dos de los pabellones de la Fira de Barcelona. Valga como guía para entender, en el confuso menudeo de dispositivos que han invadido el Mobile World Congress, que este encuentro confía su futuro a la tecnología en su sentido más amplio. Lo que anunció la feria CES de las Vegas el Mobile World Congress lo confirma: éste es el año en el que la realidad virtual abandona la fase de prototipo y entra en los catálogos de venta.

Mobile

Mobile

Si Oculus Rift dejó claro que los cascos serán un producto bastante caro y prohibitivo para adictos a los juegos, el segundo estreno más esperado abunda en la precepción de que la realidad virtual es todavía un capricho. HTC mostró sus gafas VIVE, que costarán alrededor de 800 dólares y precisarán de un buen equipo informático. Más modestas, pero también menos aparatosas que los cascos, son las gafas que ha creado LG. Los coreanos enriquecen el ecosistema de la realidad virtual con una cámara asible con una mano que es capaz de grabar en 360 grados. El usuario de estos dispositivos es el doméstico, mientras que Samsung con su cámara que graba en 4K y Nokia, con una hidra que registra el sonido desde todos los ángulos posibles, están pensadas par los creadores de contenidos profesionales.

El Mobile ha conseguido reunir a más de 100.000 personas que, debido a las huelgas de transporte y los embotellamientos, han llegado confusas a los recintos feriales. Desde el olimpo de los gurús, Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, bendijo la realidad virtual y constató que el vídeo seguirá siendo el contenido más consumido en las redes. El vídeo en directo se convierte en nuevo atributo del homo netizens, ese ciudadano que ya no sólo está conectado a la Red, sino que la nutre continuamente de contenido.

El Mobile es una factoría de nuevos anglicismos. Si prácticamente no hay traducción para los wearbles, la tecnología ponible, ya tenemos que acostumbrarnos a los dispositivos hearable, que susurran la información en el oído. Empresas como Google, Apple, Samsung y Microsoft están desarrollando estos dispositivos de los que esperan vender nueve millones en el 2020.

Esta entrada fue publicada en Tecnología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *