Carolina Marín, campeona de europa por segunda vez

Carolina Marín se proclama campeona de Europa por segunda vez. La onubense no falló y venció a la escocesa Kirty Gilmour, en 43 minutos en una final en la que su rival no pudo en ningún momento con la española. Carolina obtiene un título dos años después de su primer oro europeo, el conseguido en Kazan 2014, que significó la explosión de esta gran jugadora que, después de dos temporadas, se codea con las mejores raquetas del planeta y es una seria candidata a conseguir la medalla de oro en los próximos Juegos Olímpicos de Río.

Carolina

Carolina

Carolina Marín encaraba esta final de una forma muy diferente a la de hace dos años. Si en el 2014 el objetivo era confirmar con un título toda la proyección que se le suponía, en este 2016 la española debía respaldar que está en otro escalón, en un nivel, a día de hoy, muy superior cualquier tenista del cuadro femenino europeo.

No obstante, enfrente tenía a la número dos en el ránking europeo, una Kirsty Gilmour que está en el número 21 de la lista mundial y que cuenta con muchos recursos ofensivos como para inquietar a cualquier rival. Carolina, por su parte, con la dudas que le podían generar un hombro lesionado y el no haber levantado aún ningún título en un año en el que se estaba preparando para Río, necesitaba un triunfo que le confirmara marchar por el buen camino.

Eso fue exactamente lo que ocurrió en la final. Carolina entró dispuesta a mostrar su mejor bádminton, ese que le ha llevado a la cima de un deporte que hasta que ella llegó era semiclandestino en España. Gilmour únicamente pudo aguantar el ritmo hasta el 4-4. Pero no más, porque enfrente la onubense ya empezó a dominar todas las facetas del juego.

Gilmour intentaba forzar cada remate para incomodar a Carolina, pero esa estrategia le llevaba a cometer numerosos errores. dos grandes defensas de la española anuló las ultimas esperanzas de la escocesa en la primera manga.

El segundo set fue más igualado, a Gilmour le empezaron a entrar los remates. Pasado el ecuador, el partido estaba igualado. Pero un tremendo revés, puso a la española por delante y ya no abandonó el mando hasta conseguir cerrar el partido.

Carolina consiguió colgarse el oro y demostró que estaba en el buen camino de su preparación para los Juegos de Río.

Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.