El avión Solar Impulse II completa la vuelta al mundo

Han sido exactamente 505 días. Los que ha necesitado el avión Solar Impulse II para dar la vuelta al mundo. Un reto que comenzó el 9 de marzo de 2015 en Abu Dabi y que ha finalizado con el aterrizaje de la aeronave en el emirato. Prácticamente un año y medio después. Atrás queda un viaje de más de 35.000 kilómetros. 17 etapas en el que el tiempo no era lo importante. En la actualidad es posible completar el recorrido en avión en apenas unas horas. Lo que mueve este prodigio tecnológico es que no precisa de combustible fósil.  Gracias a la energía solar ha sido capaz de ir cubriendo cada una de las etapas. Pasando por Omán, India, Myanmar, China, Japón. EE UU, España y Egipto.

avion

avion

André Borschberg ha sido el otro piloto con el que Piccard se ha ido alternando a los mandos del solar Impulse II en todo este tiempo. Borschberg fue el encargado de empezar el viaje. ahora ha sido Piccard el que ha recorrido los 2.763 kilómetros que separan El Cairo de la capital del Emirato. Una travesía que ha durado 2 días exactos y que ha dejado al 42% las baterías en el momento de su llegada.

El avión alcanza una velocidad de entre 45 y 55 kilómetros por hora. Capaz de llegar a los 8.500 metros de altitud. Pesa 2,3 toneladas y es muy sensible a las condiciones climatológicas. aunque puede presumir con orgullo de garantizar un futuro limpio. Su única limitación es la del descanso de los pilotos porque no necesita repostar. Tampoco necesita ningún tipo de energía diferente a la de la luz del sol.

Hubo varios momentos del viaje en los que pareció que no se iba a conseguir. Uno de los más difíciles fue en Hawai. Allí tuvo que permanecer el Solar Impulse II casi 300 días después de una dura travesía por el Pacífico. Dejando varias averías en el avión.

El 21 de abril de 2016 y con Piccard pilotando, el Solar Impulse II despegó de Hawai. Entonces aparecieron nuevos problemas. Especialmente cuando más cerca estaba su destino final. En El Cairo tuvieron que parar casi dos semanas. Por problemas de salud de Piccard y por las altas temperaturas. con más calor, más potencia necesita el avión solar para mantenerse en el aire y avanzar. Hubo que esperar a que las condiciones climáticas fueran las adecuadas. Las gesta está completada.

Esta entrada fue publicada en Tecnología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.