Muere a los cien años Joao Havelange I

Joao Havelange ha muerto con cien años. Presidió la FIFA durante 24. Fue el puente entre Sir Stanley Rous, inglés, ex árbitro y Joseph Blatter. Sir Stanley Rous fue el hombre que dio con la redacción clara del Reglamento del Balompié en 1925. Hablamos de 17 reglas muy entendibles, fruto de experimentos de prueba y error desde la creación de las primeras normas, allá por 1863. Y Joseph Blatter es ese funcionario elevado a la presidencia gracias a su habilidad para el maniobreo. Y que ha acabado preso en su red de corruptelas. Joao Havelange hizo el transito del deporte romántico al deporte como negocio. Sus compañeros de viaje fueron Juan Antonio Samaranch, en el COI, y Primo Nebiolo, en la Federación Internacional de atletismo.

Havelange

Havelange

Hasta que llegó Joao Havelange, que murió en su tierra natal Río de Janeiro. todo el deporte mundial estaba aún regido por un cierto puritanismo anglosajón, que hizo saltar por los aires. En el deporte, empezando por el fútbol. Hizo entrar a marcas como Adidas al frente y seguida por Coca-Cola, Visa y Kodak. Desapareció esa inocencia que hasta entonces había inspirado al deporte. El deporte ya no sólo tenía derecho a repartir el dinero de los asistentes a los eventos deportivos. También el que las marcas podían aportar a cambio de tener la exclusiva de esos acontecimientos. Espectáculos que se había convertido en los acontecimientos con más audiencia en la tierra.

Durante mucho tiempo, cada dos años el acontecimiento deportivo más visto en la historia ha sido la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos, luego la final del Mundial de fútbol, y así sucesivamente. Havelange, Samaranch y Nebiolo se había aplicado mucho para que así fuera.

Samaranch consiguió para los Juegos un éxito. Enlos de Barcelona 1992, derrumbó la barrera del amateurismo. Nebiolo le dio al atletismo años de gloria y difusión televisiva que se mantuvieron mientras él tuvo pulso para mantener aquello. El atletismo vivió los mejores años con una alternancia entre los Juegos Olímpicos y el Mundial. Pero una vez que faltaron el y sus mañas no ha sido lo mismo. El mero hecho de que en estos Juegos Olímpicos la ceremonia inaugural se haya hecho en un campo de fútbol en lugar de en el estadio olímpico, llamado Joao Havelange, refleja esa decadencia.

Esta entrada fue publicada en Deportes y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.