Tesla cubre la demanda eléctrica de una isla del Pacífico con energía solar

SolrCity, adquirida por Tesla, ha instalado en la isla de Ta’u una red ele´ctrica solar de 1,4 MW de potencia y reserva para tres días. La isla volcánica de Ta’u es la más oriental de las islas de la Samoa americana. Situada casi en mitad del Pacífico, a 6.500 kilómetros de la costa de California. Sus 600 habitantes dependían hasta ahora de generadores eléctricos y de la llegada de combustible diésel para disponer de electricidad, suministro que no siempre estaba garantizado En el último año, SolarCity y Tesla han desarrollado en la isla de Ta’u una red eléctrica local basada principalmente en la energía solar. Han cambiado por completo el modelo energético de esta isla perteneciente al territorio de EE UU.

Tesla

Tesla

Localizadas en pleno clima tropical, las islas de Samoa disfrutan de un promedio de 177 días soleados al año. La nueva macrorred energética de Ta’u consta de dos partes principales. Los 5.300 paneles solares fabricados e instalados por SolarCity y las baterías Powerpack de Tesla. En total hasta 60 baterías se cargarán en siete horas y suministrarán hasta 6 MWh cuando es necesario, el equivalente a tres días consecutivos de consumo de la isla. Y rara vez está nublado tres días consecutivos en la isla.

La instalación de Tesla cubre así casi la totalidad de las necesidades eléctricas de la isla. Realizada con una instalación alternativa que, en comparación con los generadores diésel, tiene un coste menor. Menos contaminante y mucho más seguro. La instalación de las baterías proporciona además independencia energética a la isla.

Tesla demuestra así la viabilidad de su modelo energético, pero también evidencia su debilidad. La mayoría de las regiones y ciudades del mundo tienen más de 600 habitantes y menos días soleados al año. La energía solar es una fuente viable para el autoconsumo o a pequeña escala. Pero en la mayor parte del mundo, la energía solar debe complementarse con otras fuentes de energía. renovables o no.

Con la instalación en la isla de Ta’u, Tesla y SolarCity han demostrado hasta qué punto son complementarias ambas empresas desde antes de la adquisición. Ambas compañías tienen su origen en la misma visión energética, la de Elon Musk.

Esta entrada fue publicada en Tecnología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *